dimanche 17 avril 2011

El método de proyecto: una propuesta metodológica para la Educación alternativa de jóvenes y adultos

Por: Jacqueline Michaux


Centro de Educación Técnica Humanística y Agropecuaria - Cetha Socamani, Oruro, 2008

1. Antecedentes
Desde su creación en 1994, la propuesta educativa del CETHA Socamani tenía el objetivo de construir una propuesta educativa basada en los siguientes principios:
-      Una educación integral, que tome en cuenta las inteligencias múltiples de las personas (matemáticas, literaria, social, artística, espiritual, técnica,  etc.).
-      La integración de las asignaturas entre sí, para romper el aislamiento de cada asignatura y articular entre sí todos los aprendizajes.
-      Una educación contextualizada, en la cual los aprendizajes sean significativos para la vida de los/as agricultores/as andinos/as.
-      Una educación humanística y técnica agropecuaria integrada.
-      La participación de los principales sujetos educativos que son los/as participantes.
La metodología educativa utilizada hasta 2006 consistía en realizar talleres participativos durante los encuentros mensuales, utilizando técnicas propias de la educación popular-alternativa, como ser trabajos en grupo, mapas parlantes, juegos, proyección de video seguida de un debate, etc.
Sin embargo, estas técnicas no eran satisfactorias porque, de alguna manera, los/as facilidadores/as seguían “dictando” los conocimientos. Por otro lado, no se insertaban en un Método específico e institucionalizado, pues cada facilitador/a creaba técnicas e instrumentos propios.
Por otro lado, el CETHA Socamani realizaba actividades de “extensión comunitaria” ligadas principalmente al manejo de agua y praderas nativas, como ser la cosecha de agua de lluvia en zanjas, la recolección y sembrado de semillas de pastos nativos, entre otras.
Sin embargo, las actividades educativas ligadas a la formación de bachilleres y técnicos medios agropecuarios, y los proyectos de extensión comunitaria no lograban articularse entre sí, de tal manera que las asignaturas humanísticas seguían desconectadas del contexto cotidiano de los/as participantes y de las actividades que realizaban en extensión comunitaria.  
Los/as facilitadores/as del CETHA Socamani necesitaban de un Método capaz de integrar entre sí las asignaturas, lograr un aprendizaje significativo a partir de las actividades agropecuarias y de la vida cotidiana de los/as participantes y desarrollar múltiples competencias y capacidades. Los días 30 y 31 de marzo de 2006, tuvimos un taller de Gestión Pedagógica organizada por un miembro del equipo ENAF de la Red FERIA, que agrupa a los más de 70 CETHAs de todo el país. René Ticona fue el facilitador quien, recogiendo nuestras inquietudes y nuestra voluntad de mejorar la metodología del CETHA Socamani, presentó el Método conocido como Método de Proyecto de Trabajo. Es así que empieza un proceso de cambio metodológico –con la orientación y el seguimiento permanentes de la Red FERIA- que será institucionalizado en 2007 al ser incluido en el Plan Sexenal (2008-2013) avalado por el Directorio del CETHA Socamani.
Los proyectos de trabajo realizados en el CETHA Socamani fueron los siguientes:
-      2º semestre 2006:  Construcción de pozos anillados familiares[1]
-      1º semestre 2007: Repoblamiento de praderas nativas
-      2º semestre 2007: Investigación en gestión territorial
-      1º semestre 2008: Elaboración de antiparasitarios naturales para animales
-      2º semestre 2008: Construcción de un biodigestor
Analizaremos aquí este método a partir de su origen, su definición, sus características, sus ventajas y desventajas.
2. Origen del Método de Proyecto de Trabajo (M-PT)
El Método de Proyectos de Trabajo (M-PT) aparece por primera vez en el ámbito académico en 1918 en los trabajos de Kilpatrick (“Desarrollo de proyectos”) de la universidad de Columbia, como una manera de “organizar un plan de estudios de nivel profesional basado en una visión global del conocimiento que abarcará el proceso completo del pensamiento, empezando con el esfuerzo de la idea inicial hasta la solución del problema. El desarrollo de proyectos, así como el desarrollo de soluciones de problemas, se derivaron de la filosofía pragmática que establece que los conceptos son entendidos a través de las consecuencias observables y que el aprendizaje implica el contacto directo con las cosas[2]”.
Posteriormente, el M-PT fue adoptado como una estrategia didáctica no sólo en la educación profesional, sino también en educación regular. En Italia, después de la 2º mundial, un profesor llamado Loris Malaguzzi, inspirado por el enfoque constructivista de Piajet, implementa el Método de Proyecto en la escuela de Reggio Emilia, una comunidad de 130.000 habitantes ubicada al norte de Italia, cerca de Bolognia. Hoy en día, esta comunidad financia 11 escuelas para niños de 3 a 6 años, y más de 13 centros para niños de 0 a 3 años[3].
Poco a poco, este método fue implementado en muchas unidades educativas y universidades (Instituto Tecnológico de Monterrey, por ejemplo), en todo el mundo.
3. Definición del Método de Proyecto de Trabajo
Para los miembros del Equipo del Instituto Tecnológico de Monterrey, el M-PT puede ser definido de la siguiente manera:
“Un conjunto de atractivas experiencias de aprendizaje que involucran a los estudiantes en proyectos complejos y del mundo real a través de los cuales desarrollan y aplican habilidades y conocimientos.
“El método de proyectos busca enfrentar a los alumnos a situaciones que los lleven a rescatar, comprender y aplicar aquello que aprenden como una herramienta para resolver problemas o proponer mejoras en las comunidades en donde se desenvuelven[4]
El Proyecto de trabajo no es la aplicación práctica de un conocimiento teórico, sino la búsqueda de soluciones a problemas o cuestiones concretas, reales y definidas por los/as participantes.
4. Características del M-PT
Educación contextualizada: aprendizajes significativos
Los proyectos abordan situaciones reales y no simuladas.
En el CETHA Socamani, los problemas que orientaron la elección de los proyectos de trabajo fueron priorizados en 2007, durante los talleres de elaboración del plan sexenal en el cual participaron representantes de las seis extensiones. El problema central diagnosticado fue la insuficiencia de capacidades en Gestión comunitaria de recursos naturales y agroecológicos,  porque la organización política comunitaria era débil, las escasas oportunidades de formación y las condiciones productivas insuficientes.
Integración de las disciplinas
Los proyectos se enfocan en problemas que inducen a los estudiantes a enfrentarse a los conceptos de una o varias disciplinas.
Los proyectos de trabajo implican enfrentarse efectivamente con varias disciplinas. Por ejemplo, la construcción de un pozo implica conocimientos de geometría, física, química, ciencias naturales, ecología, etc. A la vez, los informes mensuales y finales requieren conocimientos en lenguaje, metodología, arte, etc.
Basado en un proceso investigador
Los proyectos implican a los estudiantes en un proceso de investigación creadora.
El proyecto de trabajo articula actividades prácticas (la demostración de una práctica durante en taller presencial, y la reproducción de esta práctica a domicilio) que son registradas y luego analizadas en los informes mensuales y finales. Por otro lado, se solicita incluir en estos informes, los aprendizajes realizados en las distintas asignaturas, lo que requiere a su vez de una investigación más teórica. En este sentido, la investigación acción participativa es la base del Proyecto de trabajo.
Investigación en la comunidad de Ventilla Pongo
Auto-organización de los aprendizajes
Los proyectos son dirigidos, en gran medida, por los mismos estudiantes, que son responsabilizan frente a sus estudios.
Al inicio del semestre, los/as participantes concensúan varios aspectos prácticos de un proyecto de trabajo. En cada fase de un Proyecto de trabajo, los/as participantes se enfrentan a problemas concretos que tienen que solucionar. Por ejemplo, cavar un pozo en un suelo pedregoso, sembrar semillas de pastos nativos que no se adaptan al suelo, realizar un mapa de toda la comunidad, etc.
Sin embargo, si bien participan en la solución de problemas prácticos, no intervienen todavía mucho en la construcción del currículo de cada proyecto.  Esperamos lograr progresivamente una intervención mayor de los/as participantes en la construcción del diseño curricular semestral.
Rol de los/as facilitadores/as
El M-PT permite consolidar el rol de “facilitador” del “docente”, pues organiza, coordina y motiva el aprendizaje, tal un director de orquesta, dejando definitivamente de lado el papel de profesor depositario y transmisor de los conocimientos, un rol propio de la “educación bancaria” clásica (Paulo Freire).
Las actividades prácticas realizadas en cada encuentra permite estrechar los lazos entre facilitadores/as y participantes, pues todos intentan realizar conjuntamente la actividades prevista.
El rol de profesor como expositor es considerado como una función complementaria al proceso de aprendizaje y no como una función de carácter fundamental.
Por ende, desaparecen las relaciones de poder que existen en la educación “tradicional” en la que el “profesor” asume una actitud autoritaria porque considera que sabe mucho más que el “alumno”: las relaciones se “democratizan”, se “horizontalizan”, lo que cuesta mucho a docentes quienes no quieren perder su posición de superioridad.

Construcción en equipo del anillado de un pozo.
 Facilitador y participantes trabajan juntos.
(Proyecto de trabajo 2006)
Educación orientada a las competencias múltiples
Para Tippelt y Linderman (2001), el proyecto de trabajo es un método particularmente indicado para una formación orientada a las competencias de acción y práctica en el marco de la educación técnica media. Plantean que el MP-T permite una “acción completa” porque el proyecto desarrolla simultáneamente competencias específicas (en humanidades y agropecuaria, en nuestro caso); competencias metodológicas (aprender a construir un conocimiento; aprender a observar e investigar; aprender a elaborar un informe); y, competencias humana/social porque cualquier proyecto requiere de un trabajo en equipo.
Según el Instituto Tecnológico de Monterrey, el Método de Proyecto de Trabajo permite desarrollar las siguientes habilidades:
-      Solución de problemas
-      Entendimiento del rol en sus comunidades
-      Amor por aprender
-      Responsabilidad
-      Hacer y mejorar preguntas
-      Debatir ideas
-      Diseñar planes y/o experimentos
-      Recolectar y analizar datos
-      Establecer conclusiones
-      Comunicar ideas y descubrimientos a otros
-      Manejo de muchas fuentes de información y disciplinas
-      Trabajo colaborativo
-      Usar herramientas cognitivas y ambientes de aprendizaje que motiven a los participantes a representar sus ideas
-      Formar sus propias representaciones de cuestiones complejas
-      Construir su propio conocimiento, de manera que sea más fácil para los/as participantes transferir y retener la información
-      Habilidades sociales relacionadas con el trabajo en grupo y la negociación
-      Habilidades y estrategias asociadas con la planeación, la conducción, el monitoreo y la evaluación de una variedad de investigaciones
-      Habilidades para “aprender a aprender” (por ejemplo: tomar notas, escuchar, cuestionar, etc.)
-      Iniciativa propia
-      Persistencia
-      Autonomía
-      Ligar metas sociales, personales, cognitivas y emocionales con la vida real
-      Habilidades tecnológicas (construir, medir, recolectar, etc.)
-      Habilidades personales (administrar el tiempo, organizar tareas, etc.)
-      Etc.

Ejes orientadores del Proyecto de Trabajo
El M-PT tiene los siguientes enfoques:
-       Enfoque orientado a los/as participantes
-       Enfoque orientado a la acción
-       Enfoque orientado al producto
-       Enfoque orientado a los procesos de:
§  Aprender a aprender
§  Aprender a ser
§  Aprender a vivir juntos
§  Aprender a hacer
Fases de un Proyecto de trabajo
De manera general, podemos decir que un Proyecto de trabajo comprende las siguientes fases:
-       Elección del tema, a partir de un problema o de un conjunto de problemas de la vida real.
-       Planificación: Se elabora un diseño curricular para todo el proyecto de trabajo, basado en las distintas actividades requeridas por el proyecto; mensualmente se realiza el diseño metodológico de cada fase del proyecto. En este momento, se planifican tanto las actividades prácticas, como los aprendizajes necesarios para su realización.
-       Ejecución. Se realizan las actividades prácticas, las investigaciones, el análisis, realización de informes. En otras palabras, se ejecuta el proyecto para solucionar los problemas planteados.
-       Evaluación. Se evalúan los resultados del proyecto, los aprendizajes realizados, el desempeño integral del participante, las competencias adquiridas. Un proyecto de trabajo siempre tiene que plasmarse en algo concreto: un documento, una construcción, un producto, etc. La evaluación tienen que ser permanente.
Proyecto de trabajo y currículo
El Proyecto de Trabajo constituye el currículo.
La experiencia del CETHA Socamani muestra que el currículo se construye a partir del Proyecto de Trabajo mediante un Diseño curricular semestral en el cual las áreas de conocimientos, temas y contenidos son delimitados de manera general para cada fase del proyecto de trabajo. Así, si bien tenemos un Currículo general de referencia, construimos el Proyecto de trabajo guía la elaboración del currículo real.
Para profesores/as procedentes de la educación regular pocos familiarizados con este método, resulta a veces difícil captar que el proceso de enseñanza-aprendizaje parte del proyecto concreto, pues están acostumbrados/as a seguir o aplicar un currículo definido previamente.
La evaluación en el Método de Proyecto de Trabajo
En este método, la evaluación se centra en la realización del proyecto, y  no sólo en los aprendizajes teóricos realizados por los/as participantes. En este sentido, la evaluación tienen las siguientes características:
-       Evaluación del desempeño del o de la participante a lo largo del Proyecto. Su participación, sus habilidades, etc.
-       Evaluación del resultado del Proyecto. Si bien el objetivo principal no es el resultado final de un proyecto, éste no deja de ser parte de la evaluación final. En el CETHA Socamani, fijamos siempre el resultado al inicio del semestre de tal manera que los/as participantes puedan controlar ellos mismos su avance.
-       Evaluación de proceso. A lo largo del semestre, los/as participantes presentan informes parciales (mensuales) y finales (semestrales) del proyecto de trabajo. Estos informes son a la vez un medio de aprendizaje para los participantes, de seguimiento y evaluación para los/as facilitadores/as.
-       Evaluación de aprendizajes. Esta evaluación puede realizarse con exámenes escritos y orales, pero en Educación Alternativa es más pertinente utilizar técnicas más participativas o creativas: mapas mentales, estudios de caso, mapas parlantes, sociodramas, etc.
-       Se evalúa los aprendizajes realizados en todas las disciplinas. En Bolivia, las libretas de evaluación oficiales de la Educación Alternativa no se adecuan al Método de Proyecto de Trabajo, porque incluyen únicamente dos asignaturas por semestre, mientras un Proyecto de Trabajo implica aprendizajes en las 4 asignaturas (como mínimo), por lo cual se tuvo que elaborar un sistema de ponderación propio, de tal manera que las dos asignaturas oficiales puedan incluir los distintos aprendizajes integrales realizados.
5. Ventajas y desventajas/dificultades del Método de Proyecto de trabajo
Cuando hemos empezado a utilizar este Método en 2006, surgieron una serie de dificultades que podemos resumir de la siguiente manera:
-       Dificultad de los/as participantes y facilitadores/a a abordar 4 asignaturas de humanidades por semestre en vez de 2. Es muy probable que cualquier docente que empieza con este método tropiece con esta dificultad: hemos logrado superarla poco a poco, pues todo proceso de cambio requiere de un periodo de transición y adaptación.
-       Dificultad en aceptar que el Proyecto de Trabajo define el Currículo, más aun porque el Proyecto de Trabajo implica, en general, cumplir parcialmente el Currículo oficial de la institución. Para corregir este aspecto, hemos implementado un sistema de “aprendizajes complementarios” el último día del encuentro, de tal manera que los/as participantes no tengan dificultades para ingresar a otra unidad educativa o en seguir sus estudios después del bachillerato.
-       Dificultad, para los/as facilitadores/as, en adecuar los aprendizajes a las preguntas y cuestiones que surgen de repente durante un taller. Por ejemplo, si la contaminación del agua de pozo aparece como un tema en el proyecto de construcción de pozos familiares, el/la  facilitador/a deberá proporcionar rápidamente algunos contenidos al respecto. En este sentido, requiere de nuevas capacidades y habilidades de parte de los facilitadores/as, y por ende más preparación.
Para Tippelt y Lindemann (2001)[5], mencionan las siguientes ventajas, que compartimos:
-       Los aprendices toman sus propias decisiones y aprenden a actuar de forma independiente.
-       Es un aprendizaje motivador, puesto que es parte de las experiencias de los/as participantes y de sus intereses. Podemos añadir que soluciona problemas críticos de la comunidad: en el caso del CETHA Socamani,  enfrentamos las limitaciones del acceso al agua, el despoblamiento de las praderas nativas, el debilitamiento de la gestión comunitaria, las enfermedades veterinarias, etc.
-       Se fortalece la autoconfianza
-       Favorece la retención de los contenidos puesto que facilita la comprensión lógica del problema o tarea.
-       El aprendizaje se realiza de forma integral (aprendizajes metodológicos, sociales, afectivos y psicomotrices).
-       Dado que el “aprendiz” practica la inducción en el proceso de análisis de casos concretos, deduce principios y relaciones, formula hipótesis que se demuestran en la práctica o las rechaza para inducir nuevas hipótesis de acción, es decir, ejercita el pensamiento científico.
-       Se fomenta formas de aprendizaje investigativo.

Conclusiones
El método de Proyecto de Trabajo es un método muy adecuado a la Educación alternativa de jóvenes y adultos, en especial en el área rural, cuyas necesidades concretas son múltiples.
La formación y los conocimientos agropecuarios y pedagógicos de los/as facilitadores/as del CETHA Socamani permitieron implementar rápidamente este método, y responder a las dificultades encontradas en el camino.
Pero son todavía muchos los desafíos que tenemos que enfrentar, pero los resultados y la satisfacción de los/as participantes nos motivan a mejorar permanentemente nuestra metodología.
A partir de nuestra experiencia, varios CETHA están adoptando este método, y esperamos que la educación regular también lo adopte, pues permite responde a los imperativos de una educación descolonizadora, intercultural, productiva y comunitaria.

Bibliografía complementaria

Aprendizaje orientado a proyectos

HERNÁNDEZ, F. (1998) Repensar la función de la escuela desde los proyectos de trabajo, artículo publicado en Patio. Revista pedagógica, 6, 26-31, citado en ITESM.

ITESM (Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey) (1999) El método de proyectos como técnica didáctica.

TICONA, René (2006) Método de Proyectos. Trabajo, estudio, trabajo/investigación. Presentación en power point realizada en el CETHA Socamani.



[1] Cf. El método de proyecto de trabajo: la experiencia piloto del CETHA Socamani en Ventilla Pongo (15 de marzo-15 de diciembre de 2006), documento interno CETHA Socamani, enero de 2007.
[2] Dirección de Investigación y Desarrollo Educativo, Vicerrectoría Académica - Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, http://www.sistema.itesm.mx/va/dide/inf-doc/estrategias/
[3] ANTUNES Celso (2003) Un método para la enseñanza básica: el Proyecto, Cochabamba: Editorial Kipus.
[4] Dirección de Investigación y Desarrollo Educativo, Vicerrectoría Académica - Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, http://www.sistema.itesm.mx/va/dide/inf-doc/estrategias/ (p.3)

[5] TIPPELT, Rudolf & Hans LINDEMANN (2001) El Método de Proyectos, en : http://www.halinco.de/html/doces/Met-proy-APREMATO92001.pdf  (consultado en mayo de 2008)

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire